3 claves para garantizar el éxito de un Plan de Igualdad

En muchas empresas tener un Plan de Igualdad ya es una realidad. Y a partir de 2022 todas las empresas cuya plantilla esté formada a partir de 50 personas también deberá incorporar uno.

Como comentábamos en el post anterior, un Plan de Igualdad  tiene como finalidad eliminar cualquier tipo de discriminación por razón de género en una empresa. Para garantizar el Plan de Igualdad sea un éxito hay que analizar con esmero y recopilar datos sobre la situación de igualdad de trato y oportunidad entre trabajadoras y trabajadores en los diferentes ámbitos que estipula la ley.

En ROSCLAR ayudamos al cliente a elaborar un Plan de Igualdad personalizado y lo acompañamos en la implementación y el seguimiento de las nuevas políticas.  Para ello, a la hora de analizar y estudiar la situación de cada empresa tenemos en cuenta los siguientes puntos:

Estudio de retribuciones

Es importante llevar a cabo un estudio salarial de toda la plantilla donde se analice la retribución media de hombres y mujeres por grupos y puestos de trabajo, con desglose de conceptos salariales y qué criterios se establecen para su percepción. De ese modo, en caso de detectar desigualdades se diseña un plan que contenga las medidas de corrección, asignando el mismo nivel retributivo a funciones de igual valor.

Asimismo, es necesario analizar si el disfrute de derechos para poder conciliar (reducción por guarda legal, permisos por guarda de un menor, licencias, suspensiones de contrato o excedencias) incide sobre los salarios de hombres y mujeres. Coincidiendo con el punto anterior, si se detectan desigualdades se realiza una estrategia de medidas correctoras.

Finalmente, se garantiza que no se discrimina por razón de sexo y que se cumplen los criterios de igualdad en un mismo puesto de trabajo y en la retribución salarial.

El Plan de Igualdad debe velar para que el sistema retributivo sea igualitario. Por ello, se llevan a cabo estudios analíticos del sistema de retribución de la empresa. En el caso de detectar variaciones por motivo de género, se implementan medidas que aseguren el cumplimiento de la igualdad salarial así como medidas para el cobro de incentivos a pesar de las ausencias por nacimiento de hijos.

Medidas para erradicar la brecha salarial

Según un informe del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT), en España las mujeres asalariadas cobran un 21,9% menos que los hombres. Así pues, la brecha cifraría en 43 mil millones lo que las mujeres dejarían de cobrar, lo que equivale a un 4% del PIB del país. Un Plan de Igualdad ayuda a acortar paulatinamente dicha brecha salarial.

ROSCLAR realiza un estudio e identifica el salario medio del sexo mejor pagado para tomar medidas que,  de manera progresiva,  igualen el salario medio del otro sexo. Así, en la elaboración del Plan se deberá definir anualmente los objetivos de reducción de la brecha salarial detectada y revisar las personas que  se han acogido a licencias o reducción de horario.

Además, es necesario el compromiso escrito por parte de la empresa que garantice que no va a haber diferencia en nómina que genere desigualdad por motivo de género.

Otra de las medidas para erradicar la brecha salarial es realizar análisis y diagnósticos regulares y de modo anual para detectar posibles brechas salariales sobrevenidas, como por ejemplo debido a nuevas contrataciones.

Asegurar la igualdad interna y externa de la política retributiva

Y también de los beneficios sociales para certificar que no existen diferencias salariales por razón de género. Para llevar a cabo con éxito este punto es aconsejable  hacer reuniones de seguimiento del Plan de Igualdad y comprobar la equidad de política retributiva. También es necesario garantizar que las posibles diferencias salariales que puedan haber están establecidas en el convenio colectivo y además están justificadas (pluses por convenio de calidad, cantidad o puesto de trabajo).

Finalmente, hay que garantizar que las diferencias salariales en los cuadros de mando están justificadas en valor a criterios de mérito, capacidad, cumplimiento de objetivos y nivel de desempeño basado en un sistema retributivo implantado por la empresa.

Elaboración y seguimiento del Plan de Igualdad

Una vez que se han hecho los estudios previos y distintos análisis ROSCLAR  ayuda a las empresas a la elaboración y redacción del Plan de Igualdad donde se definen los objetivos que se pretenden alcanzar. De igual modo, se propone una cronología para su cumplimiento así como una asignación de los recursos necesarios para llevar a cabo las medidas propuestas.

Después de un tiempo y ya con el Plan de Igualdad implementado, se hacen reuniones para evaluar y analizar los resultados de todo lo estipulado en el plan.

Así pues, ROSCLAR acompaña y asesora al cliente desde el inicio al fin garantizando el éxito del Plan de Igualdad.